Las propiedades (muy) saludables de la cerveza
27 may

Las propiedades (muy) saludables de la cerveza

Se habla mucho de las propiedades del vino para la salud, como preventivo de enfermedades. Sin embargo la cerveza posee también propiedades similares de las que se habla menos, y es que es una bebida que, desde antiguo, en que comenzó a elaborarse por el hombre, se distingue por ayudar a conservar la salud cardiovascular, y proporcionar vitaminas y nutrientes muy provechosos para el ser humano.

Eso dicen los expertos: que la cerveza es posiblemente, de entre las bebidas con alcohol, la que aporta más nutrientes y más beneficios para la salud. Por supuesto, si no se abusa de ella en exceso, pues estamos hablando de un consumo moderado. De esta forma, se convierte incluso en una buena práctica el tomar una birra de vez en cuando.

La cebada, fuente de vigor

La cerveza se elabora a base de agua, lúpulo, cebada malteada y levadura. El lúpulo es una planta medicinal con flor muy utilizada desde la antigüedad por sus excelentes propiedades curativas, sobre todo en China, que se emplea en este caso para aromatizar la cerveza, a la que otorga su característico sabor amargo. Entre otros beneficios, el lúpulo tiene propiedades relajantes y por ello se recomienda para regular los nervios y la ansiedad, así como para equilibrar el sistema endocrino en las mujeres.

En cuanto a la cebada, en la cerveza se utiliza la cebada malteada, es decir, sometida a un proceso que se denomina "malteado" y que consiste en humedecer el grano del cereal con el fin de que pueda fermentar y pueda ser desmenuzado para producir la bebida.
La malta de cebada es muy nutritiva, contiene gran cantidad de fibra soluble (un 17%) y posee poco gluten, lo que la hace más ligera y digestiva que otros cereales. Es también muy beneficiosa para nuestra salud arterial gracias a su contenido en inositol, un componente que funciona como un tónico circulatorio que evita la acumulación de grasa en las venas y arterias, aportando propiedades antiinflamatorias.

Vitaminas escasas en la dieta española

Entre otros componentes, el extracto de cebada aporta al cuerpo ácido fólico y vitamina B12, dos elementos que no suelen formar parte de la dieta de los españoles, y por ello algunos investigadores de nuestro país han apuntado que el consumo de cerveza puede ser especialmente beneficioso para la población española.

La malta de cebada también reduce el colesterol malo y suministra al cuerpo un alto contenido en minerales como calcio, magnesio, hierro, potasio, fósforo y selenio, antioxidantes que mantienen en forma los músculos y retrasan el envejecimiento. Por ello, ayuda al cuerpo a soportar esfuerzos como hacer deporte.

Otra de las propiedades de la cerveza de cebada es que posee gran cantidad de proteínas, lo que significa que aporta fuerza y resistencia, y es una de las bebidas que más reduce el estrés, pues al contener tantos nutrientes, nos relaja y puede hacernos sentir incluso como si hubiéramos consumido una pequeña comida.
Finalmente, la malta de cebada posee propiedades depurativas y, gracias a sus efectos diuréticos, permite limpiar el organismo de toxinas.